Recap: Saints 42-17 Buccaneers

el

“¿Último partido de Schiano con los Bucs?” 
Se acabó la penitencia. Una temporada de decepciones y muy pocas alegrías. Los Bucs cerraron el año con otra paliza en New Orleans y acaban 4-12. No es exactamente lo que esperábamos, ¿no? 
La paliza se puede resumir en dos elementos:
El primero es Drew Brees en modo apisonadora. El QB de Saints destrozó a la defensa de Tampa Bay como quiso. Jimmy Graham, Kenny Stills, Robert Meachem y Lance Moore recibieron sus pases para touchdown en tan sólo la primera mitad. Ver a Drew Brees con cuatro touchdowns a esas alturas del partido te hace pensar en la insultante superioridad del equipo local y el mal momento que están atravesando los Bucs. No nos engañemos. Después del 0-8 y ganar cuatro de cinco partidos parecían que las cosas podían estar yendo por buen camino. Pero no, con la temporada acabada lo podemos analizar de una manera completa. Después del 4-9 los Bucs de Schiano han sido destrozados en todos sus partidos. Tanto por resultado como por juego. La diferencia abismal contra 49ers, los siete sacks contra Rams y ahora los cuatro touchdowns de pase en la primera mitad contra Saints.
El segundo factor es Greg Schiano. Y como ejemplo me sirve la jugada más absurda que he sufrido en todos los años que llevo viendo football. Buccaneers con la posesión a segundos para acabar la primera mitad. Posición de campo aceptable para chutar un Field Goal. Joder, es un dome. Aceptable es poco. Pues no. Schiano, en vez de hacer lo normal, canta esto: 
No sé qué es peor. Ver a Jamon Meredith y Donald Penn situados a la derecha del campo siendo superados por un sólo jugador o simplemente cantar esta puta mierda de jugada en la NFL. De hecho, esto es el fiel reflejo del actual staff. Una reunión de colegas de Rutgers que les han dejado, con mucha fe, entrenar a un equipo NFL que era el hazmerreir de la liga y que ahora, por sorprendente que sea, lo es aún más.
Con todo lo visto estas dos temporadas ya podemos pedir: Glazers, por favor, #FireSchiano.
Pese a que la mayoría de aficionados de los Bucs están de acuerdo en esto, dos de los periodistas más fiables que cubren la NFL anunciaron ANTES del partido la intención de los Glazers de mantener a Schiano un año más. Hablo de Jay Glazer y Adam Schefter. Difícil ponerles en duda con su historial pero también supimos que Penn State quiere a Greg Schiano como sustituto de Bill O’Brien. Motivos para la decepción o la esperanza. ¿Estaría dispuesto Schiano a dejar un equipo NFL para entrenar a Penn State? Recordamos que fue entrenador de DBs allí del 91 al 95. Pero, qué más da. ¿Sería capaz? 
Pese a los reportes de Schefter y Glazer otras informaciones de periodistas de Tampa Bay apuntan lo contrario. Schiano no estaría tan salvado como parece. En principio, y según estas informaciones, analizarían su mandato en las próximas semanas y luego se tomaría una decisión. 
Lo que sí está claro es que las cosas no pueden seguir igual. El peor ataque de la NFL se aloja en One Buc Palace. Sí, Doug Martin, Carl Nicks y Mike Williams han acabado en la enfermería. Pero Mike Sullivan también estaba haciendo un pésimo trabajo cuando estaban sanos. Si Schiano se queda, los cambios en el staff son inevitables. A todo esto, los Browns han despedido a Chud tras un año como HC.
También nos queda clara la continuidad de Mike Glennon si Schiano sigue en el cargo. Su rendimiento ha estado marcado por sus altibajos, pero joder, es un rookie. Ha sido uno de los hombres destacados en el ataque jugando 13 partidos para 2600 yardas, 19 touchdowns y 9 intercepciones. Pero, pese a que creo que es justo darle un año más o simplemente competir por el puesto titular el año que viene, creo que Flamenco no será la solución a los males ofensivos del equipo. Cuando los Bucs han ganado es porque la defensa y el juego terrestre les ha dado en bandeja la victoria. Y eso en esta liga te puede funcionar si eres excelente en estos campos. Como Kansas City. De momento, los Bucs no lo son. Flamenco no es el tipo de QB que cuando las cosas van mal, él se crece. Es un game manager. Nunca va a destacar, pero tampoco la va a cagar. ¿Es lo que necesitamos?
Necesidades que nos llevan a nuestra selección en el Draft de 2014. Finalmente, seremos los séptimos. Buena posición para incorporar un pass rusher, un QB o hasta un línea ofensivo. Necesitamos ver el camino que toma la franquicia para predecir el pick. Y para eso debemos esperar.
Pero bueno, #FireSchiano.
Este es nuestro magnífico staff en twitter: 
Bucs en Español: @Bucs_Es
Dani Galiana:  @dgaliana
Cristian Bareto: @fleder
Javier G.G Lubchenko: @JavierG34
Alfonso Colmenar: @StendhalSpain

Cualquier ayuda, colaboración, opinión o sugerencia será bien recibida. Go Bucs!!

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. #FireSchiano es poco… pero me da a mí que al idem le importa un pepino todo. Decepción es poco. En unos días haré mi análisis crítico, porque acabo de terminar de ver lo de ayer y es de ridículo, el TD que se comió Revis, el de la secundaria… etc New Orleans Saints jugó con nosotros, no contra nosotros.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s