Recap: Arizona Cardinals 40-7 Tampa Bay Buccaneers

Maldito repaso. Un maldito repaso.
Los Buccaneers son especialistas en llevarte a la gloria para después hacerte sufrir cual rehén de Lord Bolton. Todo en una semana. Rapidito. Con el ticket Express. Para que goces como en esa montaña rusa que te los puso de corbata. Además viniendo sólo de la primera semana de competición donde todo juicio se lleva al extremo y donde la sobrerreacción está a la orden del día.
Tampa Bay jugaba su segundo partido fuera. Sí. Ante uno de los principales favoritos para alcanzar la Super Bowl. Vale. Y que además, venía de perder contra un equipo con la ausencia del mejor QB de la liga. También. Pero fue tal el ridículo que los Bucs parecieron uno de los peores equipos de la NFL. Sin más.
La mentalidad fue nula, ni siquiera Winston se mantuvo en el partido (sí físicamente). La preparación escasa, con errores de bulto que no se pueden cometer ante un rival tan peligroso. Y la actitud, en general, dejó mucho que desear.
Entre Atlanta y Arizona están los Bucs. Sólo debemos identificar dónde. ¿Son ese equipo que arrasó en el tercer cuarto del partido contra Atlanta para dejarlo finiquitado? ¿O son ese equipo al que le anotan 24 puntos en el segundo cuarto del partido contra Arizona sin ningún tipo de respuesta?
Yo, soy optimista.
El primer cuarto del partido trascurrió de forma bastante pasiva. Ambos ataques lo intentaban pero no podían. Carson Palmer (308 yardas, 3 TD) se topó ante un enorme Alterraun Verner que paró en seco el primer drive rival con un par de pases defendidos. Jameis Winston (243 yardas, 1 TD, 4 Int), por otra parte, empezó a establecer el juego de carrera con un Doug Martin (23 yardas) inspirado pero pronto comenzaría a conocer su pesadilla. El primer pase largo lo mandó al lado de Pat Peterson y, claro, fue interceptado. En ese momento Winston recibe un pequeño mazazo. El primero de muchos. El primer cuarto, pues, acabó con unos Cardinals merodeando  la end zone de Tampa Bay y, por el momento, se veía  un partido igualado.
Pero el segundo cuarto fue fatídico. Sólo en su primera jugada ya lo apreciamos. Tercero y tres en la yarda ocho de Tampa Bay. Palmer, que de esto sabe un rato, manipula la cuenta y, como no, Gerald McCoy pica en el anzuelo. Cinco yardas de penalización, primer down automático y vía libre para empezar a atropellar a los Bucs. A partir de ahí, el partido fue un festín. El siguiente pase que lanza Winston es interceptado por Marcus Cooper justo en la red zone. Además el bando bucanero sufrió bajas sensibles. Doug Martin y Luke Stocker estaban fuera del partido en ese momento. Jugadores clave en la ofensiva de Koetter. Para más inri, Vernon Hargreaves y Robert Ayers estaban tocados.
A Charles Sims (28 yardas totales) le dieron mucha más importancia, fruto de la baja de Doug Martin. Pero, lamentablemente, su incorporación al campo como corredor primario dejó mucho que desear. Tanto que en un fallo de coordinación pasó por delante de Winston justo al empezar el movimiento de pase y provocó un fumble. Ese fumble acabaría traduciéndose en siete puntos para Cardinals.
Q2-0312-winstonfumble.gif
El ataque perdía el balón, la defensa no tenía respuesta. Errores, coberturas equivocadas, placajes fallados, sin turnovers. Muy Lovie todo.
El resultado era 24-0 al descanso. El partido era una mezcla de impotencia, nula mentalidad de lucha, poca  suerte y mala preparación. Ah, y un cabreo más desde casa.
El inicio del tercer cuarto mostró a unos Bucs mucho más centrados en ataque. Jugando a lo que saben. No-huddle, pases cortos y rápidos. El resultado fue un gran pase de Winston para Mike Evans (70 yardas, 1 TD) para touchdown. A partir de ahí, vuelta a la miseria. Pases interceptados para touchdown de forma rocambolesca, fallos de Aguayo y tres drives enteritos para Drew Stanton. Casi nada.
Con el 40-7 final, los Bucs encajaron la primera derrota de la temporada. Un parcial de 1-1 con los dos partidos jugados de visitantes es un buen balance pero las sensaciones que deja este último encuentro son preocupantes.

Diez notas rápidas del partido

  1. Parece que Tampa Bay está abonado a recibir palizas. Como cualquier persona que utiliza Netflix o cualquier cosa así. Cada mes sabes que vas a recibir lo tuyo. Con los Bucs igual. Llevamos unos años donde tenemos asegurada, como mínimo, una paliza por temporada. Agarráos:
    • Temporada 2016: Arizona Cardinals 40-7 Tampa Bay Buccaneers
    • Temporada 2015: Tampa Bay Buccaneers 14-42 Tennessee Titans Recap
    • Temporada 2014: Atlanta Falcons 56-14 Tampa Bay Buccaneers (el mismo día que Arizona…), Tampa Bay Buccaneers 17-48 Baltimore Ravens.
    • Temporada 2013: New Orleans Saints 42-17 Tampa Bay Buccaneers Recap (en la última semana…)
    • Temporada 2012: New Orleans Saints 48-0 Tampa Bay Buccaneers Recap
    • Temporada 2011: (¡ojo!) San Francisco 49ers 48-3 Tampa Bay Buccaneers, Tampa Bay Buccaneers 9-37 Houston Texans, Jacksonville Jaguars 41-14 Tampa Bay Buccaneers (el peor partido que he visto en mi vida), Atlanta Falcons 45-24 Tampa Bay Buccaneers.
    • Temporada 2010: Tampa Bay Buccaneers 13-38 Pittsburgh Steelers, Tampa Bay Buccaneers 6-31 New Orleans Saints (en la temporada del 10-6 incluso…)
    • …y podría seguir hasta el infinito… y lo sabéis. Para ir a la última temporada sin paliza recibida son tenemos que ir al año de la Super Bowl. Es nuestro ritual. El concepto “paliza” es nuestro.
  2. Las nuevas adquisiciones Jacquizz Rodgers (29 yardas) y Cecil Shorts (12 yardas) hicieron acto de presencia ante Cardinals. Koetter ha dicho de Rodgers que “es el que tiene un estilo más similar al de Doug.” Posiblemente cuente con más snaps si finalmente Doug Martin no puede jugar ante Rams. Ahora mismo, tanto Martin como Ayers, Stocker y Shorts son cuestionables para jugar ante Los Ángeles.
  3. Según ESPN y su estudio de la probabilidad de victoria, algo que es bastante usual en el béisbol, justo antes del primer pase interceptado a Winston la probabilidad de victoria de Arizona era de 62.8%. La más baja de todo el partido. El portal de deportes tuvo claro que la victoria se quedaría en Arizona a finales del tercer cuarto.
  4. Chris Conte, Lavonte David y Brent Grimes disputaron la totalidad de los snaps en defensa. Bastante curioso. Conte fue una calamidad contra el pase vertical de Bruce Arians, Brent Grimes permitió demasiado y Lavonte David no tuvo ni un sólo placaje. Nunca antes la estrella de la defensa se había quedado en blanco.
  5. Finalmente, Brandon Williams esperó su momento ideal para salir en el último cuarto. Bruce Arians, viendo el gran rendimiento de Brandon Cooper, decidió que él sería su cornerback para el lado contrario al de Pat Pet. Y respondió con dos intercepciones, una retornada para touchdown. Contra Patriots, Cooper disputó sólo cinco snaps. En los equipos especiales.
  6. Adam Humphries tuvo un partido más que notable. Winston lo buscó en ocho ocasiones y recibió seis para 67 yardas. Posiblemente el mejor del partido. A Mike Evans el QB de Florida State le mandó 17 pases. Una auténtica burrada sabiendo que Patrick Peterson era el encargado de su marca.
  7. La actitud de Vincent Jackson desespera a muchos. Si en el primer partido Winston lanzó un pase interceptado por su mala lectura, en este segundo no sólo corría con desgana si no que apenas luchaba por los balones. En el pase interceptado del tercer cuarto se queda mirando a Cooper. Sin hacer nada. Absolutamente nada. Está en último año de contrato.
  8. Jameis Winston lanzó el balón 52 veces. Un marcador tan distante y la ausencia de Doug Martin obligaron al QB de Florida State hacer más de lo que debía. Es su récord en Tampa Bay, sólo superó la marca de los 50 pases intentados contra St. Louis Rams, justamente el próximo rival.
  9. Los Bucs ahora mismo tiene un turnover ratio de -6. Lo que quiere decir que han perdido el balón seis veces y lo han recuperado un total de cero. Es el segundo partido sin pases interceptados ni fumbles. Algo debe cambiar en esa defensa.
  10. Para rizar el rizo. Los Bucs tienen el mismo porcentaje de acabar el drive con anotación y acabar el drive con turnover: 23.1%. El mayor porcentaje de la NFL con respecto a la pérdida de balón y a sumar puntos son los vigésimo octavos.
  11. (que me cuelo) Este Jueves grabamos podcast en Cañones y Football. Ya sabéis que podéis comentar y preguntar lo que queráis. Estamos en Twitter, Ivoox, iTunes, Youtube como Cañones y Football y además ahora también os damos la tabarra a través de Periscope. ¡Si es que váis a querer ser de los Bucs aunque perdamos de paliza!
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s