Previa: Tampa Bay Buccaneers vs. Los Angeles Rams

Nueva semana, nueva previa.

Semana 3 de la NFL, señores. Poco a poco, las cosas se van poniendo en su sitio. Seferian-Jenkins la vuelve a liar y es cortado, Bill Belichick sigue siendo el puto amo, equipos con dificultades para ganar y que, para hundirlos un poco más, están a rebosar de lesiones… Bueno, cosas que suceden regularmente cada temporada. Pero, a veces, se rompe con lo establecido.

Eso es lo que esperan los fans de Tampa Bay.

Como dijimos en el podcast de Cañones y Football de esta semana (podéis escucharlo aquí), en el último lustro los Bucs y Rams se han enfrentado cuatro veces. ¿El resultado? Siempre el mismo. Tampa está 0-4. Sí. Pero también sabemos que de las 23 veces que se han enfrentado estos dos equipos, Tampa Bay ha ganado en ocho. Y de esas ocho, seis han resultado en temporada ganadora (75%) y cinco en playoffs (62,5%). Ya, ya lo sé. Estas estadísticas sirven bien poco pero los equipos de Jeff Fisher son de los que te cogen la medida una vez y te están amargando hasta el final (véase el último partido contra Seattle).

¿Qué tiene que hacer Tampa para superar la mala racha contra Rams? Vamos a verlo en cuatro downs.

Primer down: superar las lesiones

cropped-4ecf0-captura2bde2bpantalla2b2015-09-192ba2blas2b12-20-01.png

La derrota ante Arizona Cardinals no sólo fue dolorosa por el resultado, sino que también fue costosa. El RB Doug Martin, TE/FB Luke Stocker y DE/DT Robert Ayers no acabaron el partido en Glendale y ya son baja para el home opener de esta semana. Tres bajas muy sensibles que, de buen seguro, harán modificar el gameplan. Charles Sims, en primera instancia, y Jacquizz Rodgers serán los encargados de ganar las yardas por tierra. Ninguno de los dos son un running back al que fiar de 20 o 25 toques por partido pero tampoco tendrán al principal lead-blocker del equipo, Luke Stocker. El TE rookie Alan Cross ha sido el elegido tras la baja de Stocker y las copas de más de Seferian-Jenkins para tomar el puesto en el roster titular pero dudo que tenga mucho protagonismo. Tampa Bay creo que se basará en un juego de pases rápidos para asentar el ataque ante una defensa agresiva como es la de Aaron Donald y compañía.

Preocupante es también la lesión de Ayers. El equipo se vino abajo en Arizona cuando él estaba fuera del campo y el pass-rush notó muchísimo su ausencia. Es el momento de Noah Spence.

Segundo down: empezar con ritmo alto

temp160820_bucs_jags_web_0043-nfl_mezz_1280_1024-645x356

Los Bucs llevan arrastrando un grave problema desde hace años: siempre empiezan los partidos con un ritmo lento. El año pasado anotaron 4 touchdowns en el primer cuarto y las cosas no han mejorado en este curso. En los últimos dos partidos sólo un field goal de Roberto Aguayo hace que los Bucs no estén en blanco en el primer cuarto. Empezar con un ritmo alto, con el famoso no-huddle y poniendo puntos pronto en el marcador va a ser la mejor medicina para un equipo correoso a la par que peligroso en los últimos tramos del partido como son los Rams. Además, el running back estrella de Rams, Todd Gurley promedia un 2.3 yardas en el primer cuarto, 4.6 en el segundo, 5.3 en el tercero y 6.1 en el cuarto.

Tampa necesita intentar acabar rápido con el partido. Sino, suerte.

Tercer down: disciplina en defensa

102714-fsf-nfl-gerald-mccoy-pi-vresize-1200-675-high-18

Los Rams son un equipo que basa su ataque en correr con Todd Gurley, pases rápidos a Kenny Britt o Lance Kendricks y alguna que otra reverse de Tavon Austin. Aún tengo pesadillas de las tres que nos comimos el año pasado. En fin. Para solucionar que esto no vuelva a ser un problema la defensa de Mike Smith debe ser muy disciplinada. Mariota destrozó el año pasado a los linebackers de Bucs a base de playaction fake y pases rápidos. Case Keenum no es Mariota pero nos puede hacer daño. Si todo el mundo es disciplinado en defensa, se mantiene en su gap, reconoce la cobertura que tiene (muchas jugadas ante Cardinals fueron defensas rotas), el partido estará encarrilado.

Cuarto down: la línea ofensiva

tampabaybuccaneersvstlouisramskm_b-bmn34rl

Sabemos que Aaron Donald es el mejor DT de la liga. Alec Ogletree un playmaker. Mark Barron un toca huevos. Robert Quinn y William Hayes dos pass-rushers como la copa de un pino. Y LaMarcus Joyner y Trumaine Johnson dos cornerbacks muy físicos. Todos ellos van a poner en aprietos a una línea ofensiva donde el LT Donovan Smith puede causar baja. Los pases rápido, congelar al backend con jugadas de playaction y, sobre todo, las ayudas de Sims y Rodgers serán clave para dar tiempo a Winston. También podemos rezar. Pero allá cada uno con lo suyo.

Resultado: Touchdown

Tampa Bay Buccaneers 21, Los Angeles Rams 10

Pese a todos los impedimentos, lesiones y sucesión histórica de derrotas, creo que los Bucs se van a llevar este partido. El equipo debe mostrar su orgullo tras la paliza recibida por parte de Arians y los suyos. Y qué mejor que demostrarlo en el home opener.

Podéis encontrar información de Los Angeles Rams en castellano vía Twitter en @ramsspain

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s